El papel de la mujer en la Iglesia

El contenido de este trabajo  es un guión  para la producción de un programa de Radio que se difundió por toda América Latina. También aprovecho para pedirles  disculpa a mis lectores por el tiempo que tuve sin publicar nada y les prometo que no me olvidaré  que ustedes visitan esta página  y el fin por la que se hacen esta visita: ver lo nuevo. Tengo mucho que compartir. Gracias por su comprensión.

descargaBuenas tardes  América Latina  el caribe y el mundo  que nos sintonizan a través de ALER satelital. Desde Radio Seybo le saluda Aridio Castro Tejada. En esta serie de programas  especiales de ALER en relación  a la jornalada mundial de la juventud. Hoy hablaremos sobre el papel de la mujer  en la Iglesia, específicamente en la Iglesia católica, obviamente que el tema abarca a todas las iglesias cristianas, pero quien les habla y nuestras invitadas forman parte de la Iglesia católica. De ante mano agracemos la presencia de nuestras invitadas: las señoras Dilsa Cordero dirigenta eclesial social y educadora y a Doña Mirla Morales de Mota activista de la Iglesia católica  y educadora de larga data.  Bienvenidas es este programa.

Como hemos dicho el tema que nos convoca es la mujer en la IGLESIA existe iglesia porque existe una religión llamada cristianismo donde la presencia de la mujer  ha sido fundamental aunque invisibilizada muchas la historia. Los Evangelios no tienen inconveniente alguno para hablar de descarga (2)relaciones de Jesús con mujeres.Es verdad que para el estrecho círculo de los Doce, que había de representar al pueblo de las doce tribus del final de los tiempos, sólo escogió varones, pero en el círculo más amplio de seguidores de Jesús las mujeres tuvieron un papel importante.

La obra de Jesús hizo nacer una comunidad de seguidores en plano de igualdad, pero no con un igualitarismo uniforme, nivelador de toda una variedad de carismas y servicios. Por ejemplo, ya desde el comienzo hubo profetisas además de profetas.

San  Pablo en sus cartas se dirige expresamente a las mujeres como a sus colaboradoras o colegas. Muchas de estas mujeres se consideran “operarias” del Evangelio.  Pero el principio del cristianismo primitivo predicado por Pablo en la Carta a los Gálatas, según el cual hombre y mujer son uno “en Cristo” por el bautismo, no siempre ni en todas partes se hizo verdaderamente realidad.

mujerAnte  esto cabe hacernos una ¿Qué impidió la verdadera emancipación de la mujer en la Iglesia primitiva limitando la hoy? a groso modo podemos responder que se debió

1) La implantación de estructuras jerárquicas,

2) la aversión a la sexualidad,

3) el desprecio a la cultura.

En los siglos II y III se pusieron las bases para la creciente desconfianza hacia la mujer en la vida y la doctrina de la Iglesia de los siglos posteriores.  San Agustín considerado como una de las mentes más brillantes no solo de su época, sino de la humanidad defendió la idea generalizada de la inferioridad de la mujer en el aspecto corporal, aunque se dé igualdad con el hombre en el plano espiritual. Siguiendo a este santo, la primera teología escolástica defendió la tesis de que el pecado original se transmitía por el placer sexual de la consumación del matrimonio. Sto. Tomás de Aquino otro de los genio del saber humanístico consideró a la mujer como un varón frustrado, siguiendo el pensamiento  de Aristóteles.

Fue el primer Movimiento Romántico el que puso el contrapunto, redefinió los papeles de los sexos, afirmó plenamente la unión de

imagesespiritualidad y sensualidad en el amor y vio en las relaciones satisfactorias del hombre y la mujer la libre realización de ambos, la condición necesaria para una vida plena.  No fueron las Iglesias las adelantadas en este terreno sino los liberales y sobre todo los socialistas. En el Manifiesto Comunista de Marx y Engels aparece un apartado dedicado a la situación de la mujer, tratando de cambiar radicalmente la situación de ésta como mero instrumento de producción y lograr que se le reconocieran iguales derechos y dignidad que al hombre; la liberación del proletariado por medio de la revolución conlleva naturalmente la liberación también de la mujer.

Los dirigentes de la Iglesia romana es decir los papás se resistieron a la Modernidad, incluidas las iniciativas de emancipación de la mujer. Los papas, hasta Pío XII, vieron a la mujer exclusivamente desde su “constitución natural” como madre, que la ata por siempre a la familia y al hogar. No se produciría un cambio hasta Juan XXIII con la encíclica Pacem in terris (1963) y el Concilio Vaticano II. El pontificado de Juan Pablo II produjo cosas muy interesantes, en teoría pero nula en la práctica.

Conclusión

images (2)La teología feminista o sea la reflexión desde la mujer  sobre su papel en la Iglesia ha existido siempre,  pero es el siglo xx cuando sus planteamientos  sobre todo sus interrogantes crean un impacto dentro y fuera de la Iglesia: interrogantes aun no contestada y que invitan a la reflexión. En esta interrogantes esta cifrado el proyecto  del futuro  de la Iglesia La iglesia del futuro, afirma, debe ser una comunidad de hombres y mujeres libres, radicalmente iguales, de hermanos y hermanas.

– Las mujeres deben estar representadas en todos los órganos con capacidad de decisión;

-El lenguaje de la liturgia debe dejar claro que la comunidad está formada tanto por hombre como por mujeres.

– Hay que promover el estudio y la enseñanza de la teología católica por parte de las mujeres;

– La ordenación de las mujeres y su plena participación colegial en los órganos de decisión y dirección de la Iglesia no se conseguirán mientras el celibato del clero no sea sustituido por la soltería libremente elegida.

– Reimplantar el diaconado de la mujer.

Y Como ha expresado nuestra invitada una participación  mas …

En honor a la verdad cabe decir que ninguna de las grandes religiones ha dado y reconocido un papel a la mujer como el cristianismo de la cual forma parte la Iglesia Católica. Finalmente no quiero terminar estedescarga (1) programa  sin prestar atención a una observación que se que es están haciendo muchos oyentes en un programa sobre este tema debió estar la participación  de un dirigente de la Iglesia sacerdote u obispo al respecto quiero decirle que quien les habla es sacerdote dominico y sobre mi opinión  con relación al tema creo que no hace falta redundar.

Agradecemos a nuestras invitadas Dilsa Cordero a Doña Mirla morales de Mota y la amabilidad de su sintonía. Dese radio Seybo República Dominicana le enviamos un fraternal saludo retornamos a los estudio de ALER en Quito Ecuador. Muchas gracias.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s