POSEÍDO POR LA TECNOLOGÍA

La palabra poseído tiene una contracción un tanto terrorífica pues la primera idea que nos viene a la mente  es  el dominio sobre nosotros de algo  sobrenatural  que no podemos controlar  y que infunde terror y miedo, esta no es la única referencia de igual manera la palabra poseído no puede llevar a pensar que estaño poseído por un espíritu de bienestar y felicidad, no es así  esta palabra  no suele evocar otra realidad.

mundotecnologiaPara bien o para mal estamos poseídos por la tecnología, pocas realidades tienen un dominio y control  sobre el ser humano actual que la tecnología, sin lugar a duda podemos decir que  dominio del mundo está en las manos  de quienes manejan y controlan las empresas  de producción tecnológica.

Decir que  hoy podemos vivir sin la tecnología, es un monumental disparate, nunca el ser humano ha vivido sin la tecnología, se no ha hecho creer que tecnología es cosa de ahora, no desde  que el hombre comenzó a pensar comenzó a utilizar la tecnología. Hace millones de ano que el hombre creo el primer misil. El día que se dio cuenta que afilando la punta  de un palo podía conseguir con la eficacia una prensa comenzó a usar y mejorar la tecnología.

La creación del Imprenta en siglo XVI produjo un efecto similar al del Internet hoy  cuatro siglo después la inversión de la maquina ve vapor revoluciono el mundo de la comunicación. Los avance en la tecnología  se han dado a paso agigantados y el gran paso ha sido la democratización  al absceso y dominio de la parte técnica, porque el contenido ideológico esta en mano  de los dueños de la plataforma.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El hecho de que la tecnología lleve y continúe con un ritmo que nada, ni nadie podrá parar, no significa que no se pueda hacer nada frente a su inminente posesión  y colonización del ser humano actual. Yo creo que existe dos manera en la que el ser humano pueda tener un cierto margen de libertad: La espiritualidad y la filosofía ambas van muy de la mano. En esta ocasión centrémonos  con la Filosofía

El siglo que comienza, es el siglo del hacer, de la evolución sin precedentes de la técnica, en la actualidad la técnica no sólo es parte de la vida social, sino que define toda la cultura y proyecta una totalidad, la técnica se ha convertido en un mundo que todo lo domina.

Por ello reflexionar desde el ámbito filosófico la noción y acción de la técnica es una tarea necesaria, indispensable y trascendente en un entorno que amenaza con convertir al ser humano libre y racional  en un ser esclavisado, dominido, dependiente, poseído,  que no se sirve de la técnica, sino que por el contrario sirve a la técnica, debilitando así al hombre,   cosificándolo, convirtiéndolo en un mero producto, desdibujado de su humanidad queda como un ser automatizado y enajenado.

ninos-tecnologiaReducir toda clase de conocimiento al ámbito de lo práctico es un mal de nuestros tiempos, derivado del crecimiento de la técnica, el poder tecnológico ha desbordado nuestra capacidad de distinguir lo teórico de lo práctico, y por eso ha sido posible la ocurrencia y recurrencia de desastres técnicos que antes parecían inconcebibles

Lo anterior dicho lleva en la actualidad a planes de estudio que reducen todo el saber humano al ámbito práctico y técnico, y con ello aminoran la capacidad abstractiva que exige el saber especulativo al ser humano, porque admitamos es fácil ser un hombre de práctica que un teórico, por lo que la filosofía fundada en lo verdadero puede aportar al ámbito de la técnica fecundidad en la práctica.

Vivimos gracias a la técnica en un mundo que se torna cada vez más artificial al estar lleno de artificios, para todos nosotros las instalaciones, aparatos y máquinas del mundo técnico son hoy indispensables, para algunos en mayor medida que para otros, sería necio marchar contra el mundo técnico, dependemos de los objetos técnicos; nos desafían incluso, pero sin darnos cuenta, hemos quedado tan firmemente encarnados a los objetos técnicos que hemos venido a dar en su servidumbre.

filosofioSin la Filosofía de la Eficacia el hombre puede suponerse señor de la naturaleza a través de la técnica, sin caer en cuenta de su condición de esclavo ante la misma, porque para el bien hacer, se requiere más que un hacer por hacer

La técnica así como puede debilitar al hombre lo puede dotar de poder, de un poder sobre el otro, de ahí la importancia de reflexionar filosóficamente sobre el quehacer productivo. Evitemos que las bendiciones de la técnica, se conviertan en una amenaza, obrar con eficacia en el hacer evitará el elemento tiránico de la técnica actual, que hace de nuestras obras nuestros dueños y nos obliga incluso a reproducirlas.

La dignidad humana nos exige que nos poseamos a nosotros mismos y no nos dejemos poseer por nuestra máquina, tenemos que poner el galope tecnológico bajo el control extratecnológico, que solo puede amparar el pensamiento filosófico de la técnica o filosofía de la eficacia. Solo la fuerza liberadora de la reflexión filosófica varada en la verdad, puede evitar que solo se propague la difusión del saber técnicamente utilizable.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s