El padre Joseph Wresinski un hallazgo que me ha interpelado

 Preparando mi clase de Corrientes Teológicas del siglo XX me encontré con un personaje que me ha interpelado, un gran desconocido  como todos los que como el asumieron esa causa, es verdad que hay hombres y mujeres conocidos en este ambiente sobre todo aquello que vivieron y escribieron sobre esta realidad, pero a otros, de no  ser por una casualidad al navegar por internet no se hubiesen conocido, como es el caso del  Joseph Wresinski cuyo descubrimiento  me ha interpelado, expondré algunas ideas sobre este gran hombre y luego diré por que me reta y me interpela

oseph-Wresin Joseph Wresinski (1917-1988). Nace en Angers (Francia) en el seno de una familia de emigrantes, madre española y padre polaco, muy pobres. Después de una infancia marcada por la extrema pobreza, vergüenza y violencia, cargada de responsabilidades para ayudar a su familia en la lucha por su dignidad y a salir adelante, aprende el oficio de pastelero.

Su formación le lleva a Nantes donde, después de haber frecuentado durante seis meses las juventudes comunistas, conoce por medio de un amigo la JOC, Juventud Obrera Cristiana, fundada en Bélgica por Joseph Cardijn. La JOC se preocupa y trabaja con miles de obreros con tuberculosis causada especialmente por la falta de alimentación, ropa y calefacción además de las malas condiciones sanitarias de las casas de los obreros. En este contexto, Joseph decide hacerse sacerdote “para devolver los pobres a la Iglesia y devolver la Iglesia a los pobres”.

En 1946 es ordenado sacerdote y es enviado a Tergnier, una ciudad obrera, donde participa en las movilizaciones y luchas por mejorar las condiciones de vida de los obreros de todas edades, condiciones, ideologías y creencias. Es allí donde descubre que la voz de los pade joseptrabajadores más pobres no se tiene en cuenta, lo que le lleva a preguntarse como sacerdote comprometido ¿cómo se puede ir hasta el fondo del encuentro con el ser humano y no llegar, sin embargo, a los más abandonados?

En su afán por ayudar a los más necesitados llega al asentamiento de chabolas de Noisy-le-Grand, en la periferia de París, en julio de 1956. Allí encontró a unas trescientas familias abandonadas en un antiguo vertedero viviendo en una miseria espantosa. Desde ese momento se propuso que esas familias, tan pobres y humilladas, tendrían que subir los peldaños del Palacio del Elíseo, de la ONU y del Vaticano, para que estén presentes allí donde los ciudadanos deciden su futuro.
A su vez, no era suficiente con escuchar a esas familias; era necesario convertir a los pobres en maestros, aprender de ellos, no se podía unir a toda la humanidad si no era poniendo al más pobre en el centro de nuestras vidas. Decía Wresinski: “Amar es querer que el otro sea más grande que uno mismo y, por tanto, querer recibir de él”.

DSCN7697Se instala en una chabola más de las existentes en el poblado, una estructura metálica, donde soporta las condiciones extremas, la soledad y la incomprensión, sólo vencidas por la confianza y la firme voluntad de unirse contra la miseria en un proyecto común en el que los habitantes fueran protagonistas, cuando toda esperanza está perdida y cualquier cambio provocaba miedos entre las mismas familias del poblado.

En 1968 Joseph redacta un manifiesto titulado “Un pueblo habla” en el que expone testimonios de la lucha común de esas personas, su voluntad de tener acceso al derecho a la familia, a la dignidad y a un futuro para sus hijos. Joseph Wresinski le dio a este pueblo formado por gente muy pobre junto a un mundo rico, una identidad e historia con el nombre de “Cuarto Mundo”.

El trabajo y formación profesional, cultura, salud, ocio, vida familiar y espiritual comenzaron a ser pequeños logros en la defensa de los derechos humanos denegados a las familias más pobres. Siempre mantuvo presente la idea de obligar a la sociedad a asumir sus responsabilidades.-pelicula-

En 1979 es nombrado miembro del Consejo Económico y Social de Francia. Allí empujaba a los consejeros a descubrir la situación y aspiraciones de los más desfavorecidos y sus derechos como el resto de ciudadanos. Era una cuestión de democracia, que también le acarreó muchos problemas y humillaciones dado que si bien no se negaban las condiciones insoportables de vida de esas personas parecía una cuestión difícil el hecho de creer en ellas.

En febrero de 1987 presenta el informe “Pobreza extrema y precariedad económica y social”, en el que propuso una estrategia global de lucha contra la miseria y es aprobado por el Consejo Económico y Social francés. Este documento cobra una importancia internacional, ya que en su contenido mostraba el valor de los más abandonados, los cuales resisten con todas sus fuerzas la condición indigna a la que se les somete. El mensaje universal del padre Joseph es reconocido oficialmente por el Consejo: la miseria es una violación de los derechos humanos.

albertohurtadoMeses después, el 17 de octubre de 1987, logró reunir a unas cien mil personas convocadas en la concentración internacional de los defensores de los derechos humanos en el Trocadero, en París, donde las Naciones Unidas proclamaron en 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Allí, el padre Joseph tomó la palabra para afirmar el sufrimiento, valor y esperanza de ese pueblo, El Cuarto Mundo, formado por los más pobres, que atraviesa fronteras y siglos. Se descubrió una placa con el siguiente texto: “Defensores de los derechos del hombre y del ciudadano de varios países se reunieron en esta plaza para rendir homenaje a las víctimas del hambre, la ignorancia y la violencia.  

Desde 1992, Naciones Unidas instituyó esta fecha, 17 de octubre, como Día Mundial de Erradicación de la Pobreza. Muere el 14 de Febrero de 1988 en París, dejando este mensaje: ” La miseria ya no existirá mañana si nos ponemos de acuerdo para ayudar a estos jóvenes a darse cuenta de la realidad de su pueblo, a transformar su violencia en combate inteligente, a amarse con ternura, con esperanza y con sabiduría, para llevar a cabo una lucha contra la ignorancia, el hambre, la caridad y la exclusión“.

Después del Concilio Vaticano II, muchos sacerdotes y religiosos tuvieron un acercamiento muy especial con su pueblo, a lo que se le llamo la inserción, independientemente de losDSCN7698 fallos que este experiencia haya tenido y frente a la critica que se ha hecho y el hecho de que hoy no queda nada de esto, incluso si no fuera por internet ni siquiera acceso  a los escrito de esa experiencia, mucho de ella publicado en revistas de limitada y escasa tirada, a no ser que esté haciendo una investigación nadie anda por la biblioteca leyendo revista de veinte o treinta años atrás.

 

No creo que las cosas hayan cambiado mucho, siguen existiendo focos y cinturones de miseria, hay personas que viven en conDSCN7700diciones infrahumana, quien lo dude que se de una vuelta por Suelo Duro, o el barrio sin nombre que está debajo del puente, el Cerrito de papatin, o las cañada de la Yaguita de Pastor.

Sería injusto decir que la Iglesia no hace nada por estas persona, soy responsable de la pastoral social de la parroquia San Pio X y se hace un esfuerzo por ayudar a las personas que viven en la miseria con los pocos recurso  que disponemos y los programa de ayuda para medicina, becas escolares, farmacia popular entre otro. Ahora bien siendo sincero es una pastoral de asistencia y muy puntual, que si bien alivia momentáneamente no es la solución a los problemas de quien recibe la ayuda.

Las ayudas que damos a la gente tienen un nombre existencialismo, esto jamás ayudara a la gente a salir de sus problemas. Hoy la Iglesia ha optado por esta forma, porque ello no le crea problema, con ello no se moja los pies, con ello se evade la misión de compromiso social real, que es la misión del profetismo. No se trata de darle un pescado a la gente se trata de ensenarlo a pescar, pero claro si ensena a pescar te mete en problemas, afectas interese y nuestra Iglesia no está dispuesta a eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s