Los filósofos terroristas que no matan, ¿por qué se le teme? II parte

El ensayo anterior terminaba con la tesis de que el sistema dominante sigue eliminando a los filósofos como en la antigüedad, sigue considerándolos peligroso, son como una especie de terrorista que no matan, pero que le pueden hacer mucho daño por eso hay que eliminarlo.

deathofsocratesupPara eliminar un filosofo hoy no hace falta  desterrarlo, ni  condenarlo a beber la cicuta, hay otros modos. El primero  es muy sugerente y tentativo. Conquistarlo para que sirva al sistema, convertirlo en su aliado, si lo logra es mucho lo que gana, pues como he dicho el sistema imperante necesita filósofo a su servicio.

Así como Socarte en un ejemplo de antigüedad de  filosofo  que prefirió morir antes que claudicar, en la antigüedad  tenemos otro celebre ejemplo de un filosofo que demostró que ninguna oferta por atractiva que fuera lo compraría. Me refiero a Diógenes el Cínico o Diógenes el perro, cínico significa perro. Diógenes es unos de los filósofos mas acéntrico de todos los tiempo lo que ha hecho que en torno a su figura circulen  muchas leyenda.

No es leyenda el hecho de que era un vagabundo. Vivía en la calle dentro  de un tonel. Si puede ser una leyenda el hecho de que Alejandro Magno fue a visitarlo, era un día frio y Diógenes había salido a tomar el sol, el emperador y su guardia a caballo impedían que el sol le diera. El emperador le dijo que le pidiera lo que quisiera y Diógenes le dijo: quiero que te quiete y deje de impedir que me dé  el sol.atenas

Me parece que ya que he mencionado esta emblemática personalidad de la filosofía y el pensamiento vale la pena abundar es una serie de datos y anécdotas en torno a la rareza de su  personalidad lo que le he merecido la atención por cientos de años

(Diógenes de Sínope, llamado el Cínico; Sínope, c. 404 a.J.C. – ?, c. 323) Filósofo griego. Fue el discípulo más destacado de Antístenes, fundador de la escuela cínica. Para él, la virtud era el soberano bien. Rechazaba toda convención, la ciencia, los honores y la riqueza. Llamado por Platón «Sócrates delirante», iba siempre descalzo, vestía una capa y vivía en un tonel. Objeto de burla y, a la vez, de respeto para los atenienses, para Epicteto fue modelo de sabiduría. Sus escritos se han perdido.

Coetáneo de Aristóteles, Diógenes también era meteco en Atenas, adonde llegó después del año 362 a.C., y estuvo bajo la influencia del filósofo Antístenes. Diógenes abogaba por un estilo de vida ascético y lo ponía en práctica; se basaba en la autosuficiencia y en un riguroso entrenamiento del cuerpo para tener las menores necesidades posibles. Con estos planteamientos rompía con el ideal del hombre como animal político que todavía mantenía Aristóteles.

poster-diogenesCreía que la felicidad se lograba mediante la satisfacción exclusiva de las necesidades naturales en el modo más sencillo y práctico, sin estar condicionado por el peso de las instituciones. Consideraba que las convenciones contrarias a estos principios no eran naturales y debían ignorarse. Por esta razón se le llamó kyon (perro), de donde deriva el nombre de cínicos. Con sus enseñanzas, cambió la ética de la ciudad por la ética del sabio, idea que se mantendría para siempre en la filosofía griega.

Se han contado más anécdotas y leyendas sobre la vida de Diógenes de Sínope que de cualquier otro filósofo. Considerando su peculiar forma de vida, es imposible evitar hacerse una serie de preguntas. ¿Por qué vivía en un tonel? ¿Por qué rehusaba cualquier tipo de comodidad, hasta el punto de vestir sólo una túnica o de lamer el agua de los charcos, como hacen los perros? ¿Y qué quería decir con se busca un hombre, su respuesta a todo aquel que le preguntaba por su caminar a plena luz del día por las calles de Atenas llevando un farol encendido en la mano?

Diógenes fue el primero de una nutrida pléyade de filósofos que entendieron la sabiduría como el rechazo de la vida ordinaria. Provistos de una túnica y una escudilla, orgullosos de su pobreza, vagaban mendigando por las ciudades de Grecia predicando el ascetismo, el retorno a la vida natural, el abandono de toda actividad intelectual y el desprecio a las comodidades.libertad

Los atenienses consideraron que tamaña excentricidad, rayana en la locura, era en cambio rica en amonestaciones, de modo que terminaron por apreciar a aquel filósofo que comía, dormía y realizaba sus necesidades corporales delante de todo el mundo y sin importarle el lugar.

La profusión de anécdotas relatadas por Diógenes Laercio facilita la ilustración de su pensamiento. Una vez llegado a Atenas, Diógenes fue al encuentro de Antístenes. Éste, que no aceptaba a nadie como alumno, lo rechazó, y Diógenes decidió perseverar hasta lograr salirse con la suya. Así hasta que, en cierta ocasión, Antístenes blandió enfurecido su bastón contra él. Y Diógenes, ofreciendo su cabeza, replicó: “Golpea, pues no encontrarás madera tan dura que sea capaz de hacerme desistir de mi empeño en lograr que me digas algo, como creo que debes hacer”.

La austeridad era su norma de vida, y ello le permitía ser independiente de cualquier necesidad. Al parecer, fue el primero que redobló su túnica, llevado por la necesidad de dormir envuelto en ella, y llevaba consigo una escudilla en la que recogía sus viandas. Se servía indiferentemente de cualquier lugar para toda actividad, ya fuese desayunar, dormir o conversar. Y solía decir que los atenienses incluso le habían procurado un lugar en el que recogerse: el pórtico de Zeus y la sala de las procesiones.violeta

Cierto día, tras observar a un niño beber agua en el cuenco de su mano abierta, lanzó la escudilla que llevaba en la alforja, diciendo: “Un niño me ha dado una lección de sencillez”. También se despojó de su plato al ver a otro niño que, al rompérsele el suyo, puso las lentejas que comía en la concavidad de un trozo de pan. Y buscando siempre acostumbrarse a las dificultades, en verano se revolcaba en la arena caliente, y en invierno se abrazaba a las estatuas cubiertas de nieve.

Después de visto este singular proceder nos preguntamos si el actual de este filosofo contestaría hasta le exageración ha tenido alguno repercusión en la historia de la humanidad y la respuesta es afirmativa.  En el mundo del cristianismo primitivo hubo personas que como Diógenes predicaron un total desprendimiento libertad frente a las cosa materiales y al orden establecido. Monjes que se iban al bosque a vivir una cueva, se vestían con la piel de animales y se alimentaba de lo que la naturaleza le ofreciera. Este monje estuvo a punto de morir acribilladlo por la fecha de un cazador al confundirlo con un oso ya que iba cubierto con una piel este animal.

Hay una gran influencia de Diógenes en los goliardos un grupo de jóvenes y pensadores liberales que desafiaron el férreo control medieval que imponía la religión en su maridaje con el Estado  a todos los aspectos de vida sobre todo al sexual y al religioso.  Por último la influencia de Diógenes es enorme en lo hippy ese movimiento juvenil contestario que influyo grandemente en cambio de mentalidad  de la sociedad contemporánea, en muchos aspectos de la vida, como medio ambiente, espiritualidad, sexualidad, arte, política entre otra.sediento

Todos estos ejemplo son posiciones radicales, hoy la práctica y función de la Filosofía no tiene que ir por eso derroteros, el papel practico de la filosofía hoy como antaño es proporcional una serie de herramientas que permitan desenmascarar un sistema, que cada vez de un modo más sutil y camuflado va atentando contra la libertad, y el derecho que tenemos las personas  a ser nosotros mismos a pensar, actuar y dirigir nuestra vida  de acuerdo a lo nos interese como individuo y personas con capacidad para decidir y vivir del modo que se ha escogido, no el que otro ha elegido en función de sus intereses  y de su pretensión del control y dominio.

Pocas veces la libertad del ser humano como individuo ha estado tan amenazada como en la actualidad, por eso hoy más que nunca la humanidad necesita poner sus ojos en la Filosofía, por eso hoy más que nunca es necesario acudir a las Fuentes  inagotable de la Filosofía.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s