HENRY DAVID THOREAU UN PERSONAJE FLIPANTE

El verbo flipar no es de uso en esta parte del mundo. Es un vocablo muy utilizado en España. Se puede decir que es unos de los últimos hijos del vocabulario español, puesto que aparece en la última edición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

henrySu significado es muy sugerente, proviene del Ingles to flip ( uot) perder el control bajo el efecto de una droga. El primer significado según del diccionario es estar bajo los efectos de una droga, el segundo significado es estar o quedar maravillado o admirado, el tercero quedar asombrado o extraña, agradar o gustar mucho a alguien.

En la práctica es un vocablo mucho más rico es el equivalente a asombrarse, a admirarse, es algo que desconcierta, algo que esta fuera de seria, algo a alguien con que la pasa bien, alguien que se sale de lo común, que rompe esquema. En este sentido es que Henry Thoreau es un personaje flipante.

En mis maravilloso viajes por la lectura había oído hablar de este personaje, sobre todo en la lecturas de los libro Wayne w Dyer, un autor que leo con devoción, y que considero un verdadero maestro espiritual, consciente de que hay quien afirma lo contrario y muestran un desprecio por sus planteamientos. Pese a que es unos de los personajes que acompañan las reflexiones de Dyer. No lo había leído hasta que en una sección de un programa sobra literatura oí hablar de su libro Walden, libro que estuve buscando por mucho tiempo y que no lo encontré hasta hace poco en edición digital y que por supuesto leí de una sentada, como muchos de los textos de Thoreau no es un libro largo.DSCN7982

Thoreau se adelanto en muchos aspectos y diaria que el primero de estos aspecto es en su modo de escribir. Muchos de los escritos especialmente lo que lo han dado a conocer adecuan perfectamente al formato digital, quizás por ello hoy tanta gente lo está descubriendo. La grandeza de Thoreau no está en lo que escribió sobre diversos temas de la vida. Su grandeza está en que fue un hombre coherente con lo que escribía, predicaba y vivía. Escribía sobre lo que vivía y vivió conforme a lo que escribió.

Pocas personas han vivido una relación con la naturaleza como la vivió Thoreau. Estaba convencido de que ella proporciona al hombre todo lo que necesita para su realización en todos los sentidos, para no teorizar sobre ello se fue a vivir dos años al bosque.

corralAsí que Hennry Thoreau un buen día tomo la decisión de dejar su acomodada casa e instalarse en un lago que no estaba lejos de su pueblo natal y de la ciudad principal. Se estableció junto a la laguna Waldel, construyo con sus propias manos una cabaña de troncos y vivió apartado del trato urbano durante más dos años.
En su obra maestra, Walden, aunque también en los “Diarios”, Thoreau se propuso definir una vida buena, centrada en el cultivo de uno mismo, en la simplicidad voluntaria, en la resistencia frente al dinero y el consumo; como naturalista apasionado se aplicó a describir sus impresiones sobre la naturaleza en un radio de varias millas alrededor de su pueblo natal.

Antes por conocer más profundamente la convivencia con los hombres con la naturaleza en su sentido más esencial; es decir la relación que tenían la pobladores autóctonos. Thoreau junto su hermano de varias semanas por el rio Concord y Merrimack.barca

El viaje que, una travesía hacia los fondos de sí mismo, hacia los orígenes. Un viaje que le hermana con el pueblo indio que antes que él disfrutó de esas mismas vistas, que dialogó con sus dioses en los mismos lugares en los que ahora él intenta explorar lo insondable y vivió libre en las tierras bañadas por las aguas de ese río que tanto le cautiva, antes de que les fueran arrebatadas por los colonos que fundaron Nueva Inglaterra.

En su opción por las personas y bienestar y el derecho de esta, Thoreau fue de los primeros que se atrevió a criticar duramente la base sobre la que se cimenta el imperio, bueno lo que sería porque en esa época Estados Unidos no era un país poderoso como lo es hoy, aunque ya se vislumbraba. Thoreau critico la base de su fortaleza la industria de las armas y su interés por lo bélico.

P1010333Su crítica iba acompañada de una acción, se negó a pagar impuesto destinado a usos bélicos, a sabiendo de lo que esto significaba ir a la cárcel, de hecho estuvo en la cárcel por ello, aunque por pocas horas, era todo un personaje no convenía mantenerlo en prisión. Esta crítica dio lugar a su obra La desobediencia civil, un referente en la objeción de conciencia. En esta aspecto también un adelantado a su época.

La Desobediencia Civil”, es una obra que hoy sirve de brújula a ciudadanos desesperanzados y escandaliza a políticos que cierran los ojos ante el dolor ajeno, me dispuse a abrir otras rutas, a acercarme a recodos para mí aún inexplorados, sostiene el escritor y periodista Manuel Rivas. “La desobediencia era para él un deber, una cuestión de principios; tenía que observar en cualquier circunstancia que no se prestaba al mismo mal que condenaba”, indica el biógrafo antes de referirse al modo en el que el pensador se opuso a la esclavitud y a la guerra”.P1010508

Han pasado ya 200 años y, sin embargo, la historia se repite. Lo de las guerras de rapiña y la esclavitud travestida de colonialismo es cosa sabida. En los Estados Unidos de hoy hay gente que se niega a pagar los impuestos militares y que sufre condenas de prisión por ello. A principios de marzo, Joe Donato y Kevin McKee han sido encarcelados para cumplir sendas penas de 24 y 27 meses, respectivamente, por haber actuado de acuerdo con su conciencia y haber realizado objeción fiscal a los impuestos militares de su país. Son personas sencillas que sólo aspiran a vivir de acuerdo con su conciencia. Los medios de comunicación no nos hablan de ellos, aunque son interesantes: si la objeción fiscal se extendiera en Estados Unidos, el mundo daría un gran paso hacia la civilización frente a la militarización.

En una época donde la sensibilidad frente al medio ambiente y la naturaleza se convertido en una preocupación de personas, organizaciones, maestros espirituales. Thoreau es más que una inspiración. Se le considera precursor de los movimientos ecologistas y todo cuanto tiende a la defensa del medio ambiente.DSCN8023
Thoreau mantiene una relación con la naturaleza y medio ambiente de una forma muy especial, es como la que tiene un creyente frente al objeto de su fe Mientras navega, lejos de las casas y de las obras de los hombres, Thoreau tiene la impresión de que el mundo que se dibuja ante él está adornado “para alguna fiesta o acontecimiento de gran pompa, con cintas de seda al aire”. Y ante ese panorama de increíble belleza se pregunta: “¿Por qué toda nuestra vida y su paisaje no pueden ser tan nítidos y distintos?”.
Hace unos días fui a mi tierra una zona montañosa apartada de ciudad y mientras. Siempre que voy no puedo dejar de pensar en los hombres y las mujeres que se han negado a salir de allí, a dejar el campo cada vez mas olvidado y apartado y pensé como lo bahía Thoreau. Hasta hora no he visto un juicio de valor, una visión tan digna y reverente como la que tenía Thoreau sobre el hombre del campo.campo

El admiraba a los indios, se emocionaba cada vez que en su trayecto se encontraba con una punta de lanza, pero también regala sus alabanzas a los campesinos, a esos “hombres toscos y robustos, experimentados y sabios”, a los que ve “vigilando sus refugios, o recogiendo su leña de verano, o cortando madera, solos en los bosques”.

En su mirada siempre profunda y agradecida dice: “que tienen más conversación e insólitas aventuras bajo el sol y el viento y la lluvia que pulpa tiene la castaña (…) Hombres más grandes que Homero, o Chaucer, o Shakespeare, pero que nunca tuvieron tiempo de decirlo, que nunca emprendieron el camino de la escritura. Mira sus campos, e imagina lo que podrían escribir si pusieran su pluma sobre el papel”.

DetalleThoreau es un personaje por su sentido de la libertad, de la autenticad, de la independencia, de la autenticidad es porque se ha convertido un referente, ha pasado a la inmortalidad. Esto es más que suficiente para explicar la atracción por su figura, y por su creación, pero hay algo más: esa capacidad prodigiosa para atrapar lo trascendente, para penetrar en los paisajes que permanecen, paisajes de las afueras, pero, sobre todo del alma. Territorios intocables de la condición humana pese al paso del tiempo y el transcurrir de la Historia.

Hay motivos de sobra para admirar a Thoreau: su filosofía, su originalidad, sus experiencias, su compromiso con los conflictos de su tiempo, su desprecio de los pretenciosos, de los sumisos, de los que anteponen el tener al ser. Y también: su espíritu contemplativo y a la vez combativo, el ímpetu de una obra de fuerte carga espiritual y literaria, sin dejar de lado el combate, sin temor a inmiscuirse -cuando tocaba- en los agrios asuntos de la política por todo esto y mucho mas es un personaje flipante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s