EL ÚLTIMO EXPLORADOR II

Viajar en bicicleta una aventura fascinante
Descubrí el apasionante mundo de la bicicleta hace diez años. El encuentro con la bicicleta fue de esas cosas que están ahí, y que realmente calzan con tu estilo de vida. Un buen día te das cuanta de ello y dice ¡caramba! ¿Cómo no lo había hecho esto antes? o ¿Cómo es que no me había dado cuentas? Y entonces te engancha en algo que cada vez te va gustando más y que en mi país te da una pizca de bicho raro. No hay que preocuparse por eso ser raro y poco común es una de los distintivos de los exploradores. 091

Mí encuentro con la bicicleta se produjo en el lugar menos indicado, pero si en el momento de vida más apropiado. Llego cundo más lo necesitaba. Fue en la ciudad Capital en mis años de estudiante, aunque el tiempo no era tan apropiado, tengo que confesar que la bicicleta fue una herramienta de incalculable valor en aquellos años tan áridos y monótonos. La bici me dio ese componente de novedad de romper con la rutina. La bicicleta me ayudó a sobrevivir a aquellos terribles domingos en los que se me revolteaban casi todos los demonios de mi existencia. La bici fue una válvula de escape.

Los domingos, y sobre todo los días feriados cogía la bici y hacia largas rutas, descubría nuevos lugares de la ciudad o entraba mas en contacto con ellos. Otras veces me quedaba paseando por la ciudad. En la semana intentaba hacer cuantas diligencias pudiera en ella; sobre todo las que tuvieran que ver con la Zona Colonial, cosa que no era habitual en la gente. Algunas veces veía a un señor hacer cierta ruta en su bicicleta. Era como una especie de mensajero que iba por los bancos y las oficinas de la corporación de electricidad.DSCF0098

Desde que descubrí la bicicleta las vacaciones se volvieron verdadera aventura. En este país no existe la cultura de viajar en bicicleta; no encaja en el imaginario de la gente irse de vacaciones en una bicicleta. Es difícil encontrar un lugar donde dejar una bicicleta, pero no así cuando quiere viajar con ella, en los autobuses grandes la mete como un equipaje y en los pequeños paga algo y te la llevan sin dificultad.
En estas vacaciones me propuse leer el QUIJOTE, así que no es gratuito y título de este capítulo. Además creo que la relación no es nada forzada. Para andar en bicicleta en este país es necesario ser un tanto quijotesco.

Recuerdo de niño la emoción que me causó escuchar el primer capítulo del Quijote. No lo leyeron en mi curso, sino en otro curso más avanzado que el mío. Yo estaría en tercero o cuarto y lo oí leer a es un estudiante de séptimo. Quiero compartir este recuero citando un párrafo del primer capítulo de esta monumental obra. De eso hace mucho tiempo, recuerdo lo que leí fueron estas páginas.

222“Y lo primero que hizo fue limpiar unas armas que habían sido de sus bisabuelos, que, tomadas de orín y llenas de moho, luengos siglos había que estaban puestas y olvidadas en un rincón. Limpiólas y aderezólas lo mejor que pudo, pero vio que tenían una gran falta, y era que no tenían celada de encaje, sino morrión simple; mas a esto suplió su industria, porque de cartones hizo un modo de media celada, que, encajada con el morrión, hacían una apariencia de celada entera.

Es verdad que para probar si era fuerte y podía estar al riesgo de una cuchillada, sacó su espada y le dio dos golpes, y con el primero y en un punto deshizo lo que había hecho en una semana; y no dejó de parecerle mal la facilidad con que la había hecho pedazos, y, por asegurarse deste peligro, la tornó a hacer de nuevo, poniéndole unas barras de hierro por de dentro, de tal manera que él quedó satisfecho de su fortaleza; y, sin querer hacer nueva experiencia della, la diputó y tuvo por celada finísima de encaja”.001

También para viajar en bicicleta además de ser un tanto aventurero, es conveniente y necesario darse una dócil de inspiración. Eso se consigues leyendo libros de aventura. Apropósito de lecturas, además del Quijote he leído un libro muy interesante y motivador a pasar de ser de otra disciplina, pero que tiene mucho en común con el ciclismo, me refiero al alpinismo; también me sirvió de inspiración algunas notas que bajé de internet sobre viaje en bicicleta.

El ciclismo libre es cosa de extraños y locos. La gente no está acostumbrada a ello. Las personas muestran un gran asombro cuando uno le dice que ha venido en bici de un pueblo cuya distancia no dita más de 25 ó 30 kilómetros. En República Dominicana la gente ve eso como una hazaña. La bicicleta es cosa para muchachos, no se concibe como un medio de transporte. Tampoco la gente concibe como uno se siente bien andando o viajando en una bicicleta. Dicen eso es cosa de gente loca, no le encuentran el más mínimo sentido en ello.

017En la radio escuché un anuncio que decía: “por que las bicicletas ya no son un juguete…” la gente sigue creyendo que son cosas para corajitos. Cabe señalar que el ciclismo a nivel profesional está tomando tímidamente cierta importancia en República Dominicana. Hay una vuelta nacional reconocida a nivel internacional. En los juegos panamericanos de Brasil un dominicano ganó medalla de oro, pero él no práctica aquí, sino en Los Estados Unidos y como es natural para sobrevivir es un alistado de las fuerzas armadas.

En los periódicos dominicano aparecen muy pocas informaciones sobre ciclismo salvo en los día de la vuelta Independencia y el Tours de Francia. El béisbol lo monopoliza todo y para la gran mayoría de jóvenes el concepto deporte está asociado al béisbol; casi todos los niños dominicanos quieren ser peloteros, no por el deporte, eso les importa un pepino, en sus fantasías quieren ser peloteros porque eso los haría famosos y famoso es para estos jóvenes igual a ser millonario.060

Hace uno días veía un reportaje donde se decía que el béisbol es un incentivo económico para el joven dominicano más que otra cosa. La gente ve en béisbol millones de dólares y nada más. No hay amor al béisbol, sino a la fama, al dinero eso es lo que mueve a un chico y a sus padres a ir al pley el resto de los beneficios no le importa.

La gente muchas veces me pregunta. ¿Usted hecha competencia?, ¿Cuántas competencias ha ganado?, ¿A cuáles países ha ido a correr? y cosas por estilo. La gente no entiende que ciertos deportes se practican por el mero hecho de practicarlos. Salir en bici siempre será una competencia, una competencia a otro nivel, pues hay una meta, un pueblo a llegar, la idea de hacer una cantidad determinada de kilómetros por día, de llegar a un lugar. Cada llegada es un triunfo, una meta una conquista. Esto es más que competir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s