El ultimo explorador III

Viajar en bici  es mucho más  que llegar 

Recorrer un trayecto en bicicleta es algo más que llegar. Viajar en bicicleta es disfrutar del paisaje, es compartir con la gente, meditar, reflexionar, es entrar en armonía con la naturaleza, un bien que al menos todavía podemos disfrutar en nuestro país; digo todavía porque al ritmo que marcha la destrucción del medio ambiente en cien o doscientos años que en términos histórico no es tanto  se cree  ver árboles, prados y ríos puede ser algo al alcance de pocos.020

En estas vacaciones me lo he tomado con más calma. Ayer para calentar hice 32 kilómetros. Hace varios días que pensaba en ir a Mao, ya que no he contemplado un atardecer en la ciudad de los bellos atardeceres, pero decidí que sería mejor calentar un poco, así que tomé la carretera que va a Jánico 29 kilómetros. Fue un viaje agradable. Visité a unos amigos en la ruta y en una parada resultó que el dueño del colmado era un primo de mi papá al que no veía desde niño. En los sitios donde me paraba la gente se admiraban que viniera de Santiago en bici. Cosas de locos. Dijo un señor.

Una cosa que suelo hacer en vacaciones es dormir mucho, pero en estas vacaciones he dormido poco. Me gusta montar bici por la mañana. Las temperaturas en estos tiempos  son muy altas, no así en diciembre cuando andar en bici en Santiago es una gozada, se puede andar varios kilómetros sin sudar, ahora bastan unos cuantos metros para estar bañado en sudor.  No suelo planificar la ruta a seguir, depende de cómo me sienta, de modo que hoy cuando sonó el despertador me sentía bastante animado para coger carretera.014 (2)

Es el día ideal para ir a Mao. Salí a la 6: 00 de la mañana. Tomé la avenida principal que estaba muy despejada. Hice mi primera parada ante de tomar carretera y dejar la ciudad, por un momento contemplé el paisaje desolado, arrasado por las aguas del río Yaque donde murieron cientos de personas tras el paso de la tormenta Olga.

He dejado la ciudad y hago la segunda parada, descanso bajo una enramada donde están asando un puerco, lo que me recuerda mis años de niño en el campo. Disfrutaba mucho la actividad de asar un puerco. Hay también un puesto de frutas, el lugar ideal para desayunar. Compro un plato de fruta por 25 pesos, un desayuno bastante dietético, pero cae bien. Continúo la marcha, me quedan cuarenta kilómetros por delante.

No es la primera vez que paso por aquí en bici. Hace varios años que paseabas por estos lugares en una bici prestada, no pensé que volvería en mi bici por aquí y menos con destino a Mao. El viaje fue un encuentro con aquellos pueblos y campos que en mi época de novicio dominico recorrí a bordo de una camioneta y algunos tramos en una bici ajena. Me detengo en uno de los pueblitos: el Batey aunque  es un pueblito tiene una tienda de teléfonos por todo lo alto, también tiene un gimnasio, demasiado para un pueblo de una cincuenta viviendas.

021 (2)Por el pueblo pasa un amplio canal que le da la sensación de ser un pueblo más grande.  Me paro sobre el puente y   me detengo a observar un espectáculo muy cotidiano: una rata en busca de alimento. La rata me parece un animal muy sagaz, además de ser inteligente en lo relativo a la búsqueda de los alimentos; en día pasado vi un documental sobre la capacidad de las ratas de ir a los lugares donde hay muchos restaurantes por la cantidad de desperdicio que allí se tira. Eso lugares constituyen un paraíso para las ratas y una de las ciudades paradisíaca para ellas es la cuidad de Washington.

La rata me recuerda al filosofo Diógenes el cínico que la puso a su discípulo como el modelo de hombre libre y natural. Hay gente que les tiene terror, a mí me parece un bicho gracioso, claro que no deja de ser asqueroso sobre todo por su rabo.  La rata desaparece y mi atención se centra en los estudiantes con su uniforme azul y kaki. Me recuerdan mí tiempo de colegial; cuando la idea de tener una bici como esta era como pretender tener un Mercedes Ben.CIMG0504

Me detengo en un pueblecito que se llama Guatapanal. Este pueblecito me gusta, está en medio del cambronal, es más grande de lo que perece y por las casas se puede intuir que la gente tiene cierto nivel de vida, muchos son emigrantes  que viven en los Estados Unidos.

Unos colegiales que pasan por el parque se detienen un tanto curiosos ante la bici, se admiran  muchísimo cuando le digo que vengo de Santiago y que voy hacia Mao. Los chavales están contentos, vienen de la escuela donde han ido a buscar sus calificaciones. Converso con ellos.  Me enseñan sus notas algunas son muy buenas… El futuro de la nación.

Continúo la marcha, quiero llegar a Amina a las 12:00 para tomar un descanso entre 12:00 y 3: 00, la hora dura para montar bici que yo casi nunca respeto. Veo pasar dos ciclista profesionales, eso eleva mi espíritu y la moral. Nos saludamos con las manos, aunque para los ciclista profesionales nosotros los que hacemos este tipo de ciclismo no somos ciclista, la verdad  es que yo no necesito reivindicar la condición de ciclista.

016Me pareció rápido el trayecto Santiago Guatapanal,  y más rápido fue Guatapanal Amina, en el trayecto apenas tuve un descanso de dos minutos más menos.  Hay un momento que uno se sobrepones a la idea de descansar y entonces recibe como una especie de inspiración donde sientes como que flota sobre la bici, es un momento muy especial y no siempre sucede. No sé, quizás no sea más que la concentración. Llegué a Amina según los previstos, todavía quedan señales muy visibles de la crecida del río al paso de la tormenta Olga.

Descanse un poco debajo de unos de los gigantescos árboles que han resistido las impetuosas crecidas del río. Me despojo del equipaje que aunque liguero comienza pesar. Me quito la camiseta, los tenis y las medias, y descanso por espacio de una hora. Aproveché el rato de descanso para leer y tomar notas. Al reanudar la marcha tenía la sensación de haberme bañado.CIMG0510 (2)

El plan era descansar hasta a 3:00, pero no resistí tomar la carretera a pesar de ser la hora menos apropiada. Pedaleo hasta el río Mao, contrario a Amina siempre está limpio.  Este río sí que invita a darse un chapuzón, pero no lo hago. Soy cuidados para bañarme  en los río, desde que tuve un choque de temperatura cuando era adolescente que casi me manda al otro barrio; de hecho mi familia me lloro como muerto. Es una de las experiencias más traumáticas que he vivido en mi vida. Me salve por puro milagro.

La ciudad de Mao resultó estar más cerca de lo que yo pensaba. El calor arrecia. No es una hora para pedalear, pero nunca me he abstenido de pedalear en estas horas. Del asfalto parece salir fuego. El pañuelo que llevo atado a la cabeza se puede expremir.

DSCF0095Llegué a Mao.  Es la meta y me queda toda la tarde. Me detengo en el parque, es un parque grande y muy bonito. Un parque puede darte una idea del tiempo que lleva una ciudad. En nuestras ciudades un parque es signo de su proyección. Este parque me gusta. Hay un proyecto de remodelación, espero que no acaben con lo antiguo que es su atractivo.

Como siempre llamo la atención, la gente no duda en llamarme gringo y abren los ojos como plato cuando le digo que vengo de Santiago.  Aquí todo el que hace algo fuera de los común en deporte o con lo relación a la naturaleza o estilo de vida diferente es gringo. Bueno para ser gringo tiene que ser blanco. La gente tiene una obsesión con llamarle gringo a uno, basta que te vean en tenis camiseta y una mochila para llamarte gringo.037

Leo un  artículo donde dice : “Los viajeros en bici hemos resistido lo suficientemente la vida ordenada y disciplinaria de modo totalitario que nos reclama como ciudadanos normalizado.” Eso es quizás el valor de viajar en bici una forma de protesta ante la sobreprotección del sedentarismo.

A la vuelta decidí subir en autobús de Mao. Me costó un tanto entrar la bici, una señora tenía casi llenó el maletero del autobús, se quejo de mi bici. Yo le dije que tenía tanto derecho como ella a llevar esa bici, pues era mi equipaje como el suyo, – es más es menos le dije es un solo paquete, no un furgón como lleva usted – . Ella dijo:   – no le gustó al gringo –  Vaya fijación que tiene la gente con el gringo.

697El autobús leo un libro que me ha prestado un amigos es un  libros precioso: es de esos libros que uno lee degustando cada frese y no es para menos, el libro trata de la experiencia de Jaimes Viñals primer Centro Americano en conquistar la cima del Everet. En el libro hay una frase que me gusta mucho y encaja muy bien  al ciclismo o a cualquier deporte.  “Nada por consiguiente más humano que el cansancio, nada más explicable a veces que el miedo. Aun así la cumbre seguirá siendo siempre reto e invitación, y llegar a ella será siempre cumplida recompensa. En cierto caso una elemental sabiduría nos aconsejas retroceder, pero la convicción de que vale la pena llegar a meta deberá instalar la tenacidad en  el corazón como si fuese una antorcha.”

Establezco, salvando la diferencia que son mucha, cierta comparación  entre pedalear y  escalar.  Resulta confortable pedalear subiendo como ha dicho Antonio Olivares, uno sabe que le espera la recompensa y luego el placer del descenso, pero el descenso no es tan confortable como parece, no está en el descenso la emoción de conquista que hay en la subida. Los músculos se tensan mucho, sobre todo los de los hombros y las piernas. La verdadera emoción al pedalear subiendo esta el llegar a la cima, pues ese es el desafío.

 

 

 

El sufrimiento de los inocentes y la presencia del mal

Un desafío a la fe en un Dios Todo poderoso

El mal es unos de esos tópicos  en cuya introducción a la hora de su abordaje  es muy similar  en cualquier a autor. El filosofo español Carlos  Díaz al plantear el tema del mal  en  su teodicea comienza formulando  una serie de interrogantes sobre la cuestión del mal: ¿Cómo se explica el mal? ¿Bastaría eliminar el angustiante problema del mal mediante la insistencia en lo privativo de su condición defectuosa? ¿Qué sentido tiene el sufrimiento del inocente? ¿Qué sentido tiene el mal? ¿Quien lo produce? ¿Por qué se tolera? ¿Dónde moran sus responsables?  Son estas algunas de las preguntas, pues si hay un tema del que brotan las preguntas como la hierba después de la lluvia es el mal.

BALASAunque Carlos Díaz comienza su reflexión con este rosario de preguntas y otras que seguirá planteado en su reflexión. No obstante  el abordaje  al problema del mal es hecho mediante  un planteamiento en el que no se busca dar respuesta directas a las preguntas, sino más bien  indicándonos que una reflexión sobre el mal desde el punto de vista filosófico en la que Dios casi siempre sale mal parado  ha de comenzar  por una propuesta ante que una interrogante.

Carlos Díaz dice que el mal  fue  la roca del ateísmo, la anti teodicea, el juicio al Dios de los fracasos, pero desde su punto de vista el amor  de Dios abrirá su máxima, casi impensable expresión. En el Dios que sufre por amor, se compromete con el hombre  por su liberación  y se abre la esperanza, lectura  desde  la cual  el Dios de los filósofos y el de los creyentes puede asomarse siendo   uno sólo a la tremenda paradoja  del misterium iniquitatis, autentica protodicea: desde ella se aprecia que, si  Dios existe, la resurrección  puede vencer  la muerte y el bien sobre el mal.tortura I

Pero esto no es tan sencillo como parece. El hombre que se abre a la gratuidad  se encuentra en su vida con la experiencia inevitable del mal. A cada paso el mal se nos presenta de distinta maneras  de ahí la perennidad de su discurso afirma nuestro autor. En el estado anímico parece ganar terreno muy  rápido y la actitud a primera vista parece de derrota.

El autor nos presenta una serie de actitudes  asumidas ante el mal  que  dejan sentir  su aniquilante poder  para reducir nuestro optimismo o para confiar el Dios  del amor que se ha de imponer sobre el. “La seguridad de sufrir mientra continuamos viviendo sería  suficiente desde el punto de vista  de la razón para preferir la muerte a  la vida”.  Para Lucrecio todo marcha hacia el féretro y para Schopenhauer el dolor sería la forma bajo la cual  se manifiesta la vida siendo toda  dicha negativa sin nada positivo.   “Cada beso  presagia una nueva agonía” dice Paúl Valery  y Rimbaud escribió “un día en calma  cuesta una edad de desastres”.  Y hasta hombre del talante religioso como Kierkegaard no ha faltado luto. Lo absoluto ha de vivirse en el tormento  y adherirse a lo absoluto en este mundo sería una enfermedad mortal.

terremoto IEl más no es algo perceptible, es también una forma apriori de nuestra existencia  hay quien mira una rosa y ve una cruz o viceversa. La presencia de mal parece estar siempre atenta a opacar las cosas, un pequeño sufrimiento puede pesar más que nuestras grandes alegrías afirma el autor. El mal sigue mostrando sus tentáculos en  la cultura y la sociedad contemporánea que jacta de pulverizar cualquier síntesis.

En la sociedad actual  el sello del mal  se hace patente en la realidades diarias y cotidianas, de las forma más diversas a veces incluso mediante una forma simbiótica. Cuando la existencia del  mal  ocupa un lugar en nuestro corazón recibe un nombre en concreto: pecado. Su variedad es tan heterogénea que incluso puede presentarse  como remedio. guerra vietnam

El mal se erige como  el vicio de todos los vicios. Es tan perverso y polimorfo  como astuto y vigilante, ataca también la costumbre  del ser humano sobre todo aquella en la que compartimos nuestra existencia  con lo demás, las costumbres que nos permiten entrar  en comunión con las cosas.

La presencia del mal mina el terreno de la racionalidad política y administrativa del mundo causando sufrimientos inimaginables y desastres humanos impensables. El mal existe en las cosas, existe en ella de una forma terrible. El mal es algo real, existe realmente como una herida  o una mutilación del ser  y aunque  suene paradójico el mal  existe en el bien afirma Carlos Díaz.  Dicho de otra manera  el sujeto portador del mal es bueno porque hay ser en el y de este modo el mal obra por el bien, puesto que el mal siendo en sí mismo  privación del no ser,  carece de cualidad propia.  Y la paradoja se sigue presente  pues el mal  es por ende eficaz no por si mismo, sino por le bien al que hiere y sobre el  que actúa como parásito.pistola

El profesor Carlos Día  al respecto de lo dicho aclara: “el mal, no teniendo fuerza operatoria, sino asentado en el ser, sólo puede actuar desde el bien al que parásita y corroe como testigo algésico; el mal actúa a través de la pupa del bien, un bien puposo, un cáncer del ser y la culminación de su estructura  no podrá tener lugar sin que todo el organismo perezca, pero de tal modo conlleva la auto aniquilación que desaparece con la víctima  a la que ha ido degradando como Satán  desde el inicio.

El mal pues parece un parásito dependiente  y homicida del bien asertivo y existente el cual no necesita  por su parte del mal, sino que desde el imperio de su propio señorío  actúa. El ser es lo suyo; la pregunta por el mal solo cabe  desde el ser. No es fuerte el mal, sino débil el bien, débil el ser.” ( Carlos Díaz p. 456)

 observaAunque la presencia del mal se manifiesta en una variada gama de acontecimientos que afectan la existencia. Nuestro autor basado en Leibniz  sostiene que el mal  se puede clasificar en tres grandes categoría que son como sus bases de comando  desde donde ataca  al ser estas  categorías son  metafísica, física y moral: el mal metafísico consiste en el  la  simple imperfección,  el mal físico en el sufrimiento,  el mal moral en el pecado.

El lugar de acción del mal es el mundo. El mundo que Dios Omniponte ha creado  y del que tiene poder pues está por encima del bien y del mal. El mal hace  que el mundo sea imperfecto  y Dios lo creo perfecto porque no crea nada imperfecto. “Giordano Bruno dice que el mundo  es perfecto y único posible considerando en su conjunto, y el mal mera ilusión de nuestra mente limitada e incompleta con relación a tan magna obra.  Más tarde en la ilustración Melebrache aseguró  que “Dios no ha querido hacer la obra más perfecta que pueda, sino  sólo la más perfecta en relación  con los caminos más digno de el.”videla

Nuestro autor sostendrá que todo conspira hacia  el bien, por lo tanto; no es que falte la imperfección  es que Dios inclinándose a una sostiene  el edificio común. Por otra parte el mal hay que contextualizarlo, situarlo en su conjunto, y así juzgado es mucho más insignificante que el bien. Pues así como un mal menor es una especie de bien de igual manera una bien menor es una especie de mal  si obstaculiza a un bien más grande, y abría algo que corregir  en las acciones de Dios si hubiera  medio de hacerlo mejor. Si Dios no hubiera credo el mejor de los mundos posible  perdía ser porque no lo hubiese pensado, pero es no es posible, porque  es infinitamente  sabio; o bien porque  aun pensándolo  no hubiese querido hacerlo así.

ninoguerraAnte lo dicho es evidente una pregunta que nuca falta cuando se aborda  esta situación. “¿Si Dios conociéndolo todo a priori porque no lo evita? Y  si lo conoces desde siempre  ¿Cómo podría decirse  lo por el desconocido no determinado? Del mismo modo que se han hecho muchas veces. Muchas veces también se la ha dado repuesta: Dios ama tanto al hombre  que el lugar de salvarle como una marioneta le pone en situación que lo haga por si mismo y en libertad; Dios todo lo conoces, pero sin impedir que su conocimiento se compatibilice con la humana libertad: Dios conoce todas las posibilidades puede usar y usa, sin mediatízala ni determinarla, pues el hombre no es una mera causa instrumental”. (Carlos Díaz p. 161)

 No hay que confundir las cosas. En este sentido se buscan soluciones o repuesta muy acomodad a nuestra situación. La voluntad humana se autodetermina, la elección esta en su poder, ante de querer tiene el poder de determinarse, y una vez determinada el de acabar su acto, pero también respeta la voluntad de la causa segunda, y como esta se determina a si misma también Dios la determina. Aunque no la determine sin ella, sino con  ella, y aunque tampoco la predertemine. (Carlos Díaz p. 163)sequia

 

El mal no es necesario para nadie; pero si existe ¿no es preferible que sirva para el bien? El mal existe para que Dios  lo sobrepase, y sobrepasándolo llegue  a la plena manifestación de si mismo sostiene Schelling.  En esa misma perspectiva Federico  Amiel dirá. “Si existe algo es Dios. Si Dios existe lo que existe es por el. La vida pues nos puede ser un mal; debe ser por el contrario, la disminución  del mal y  el aumento del bien. San Gregorio de Niza  afirma: “Es tal la sabiduría de Dios  que puede incluso utilizar el mal para fomentar el bien. San Agustín  ve el la voluntad mala el gran testimonio  de la naturaleza buena  de  Dios, que aparece como el médico, como el padre o el pedagogo que  corrige a sus hijos.

flor balaEn  la constatación de lo que piensan los grandes autores creyentes o no creyentes acerca  del problema del mal en la que Dios  no falta. El profesor Carlos  Díaz  cita en su reflexión a  Richard  Swinburne  este autor sostiene: “que  sin la existencia del mal  natural el hombre  enterarse de que males  puede causar a si mismo; y  a los demás, y a los animales,  y de que otros podían evitar.” Este argumento es un arma de doble filo  ya que podría agudizándose y extremándose de forma peligrosa.

Ante esta postura Carlos Día sostienes. Que lo si cabe decir, bien entendido es que  “el que ama por esencia es un ser que sufre”, y que hemos de considerar a los hombres no tanto según lo que hacen o no hacen, sino más bien según lo que sufren. La única relación fecunda sobre todo con el hombre débil  es la que procede del amor, es decir  el deseo de ser en comunión con el. En Este sentido Carlos Díaz es partidario de que debemos  recuperar la dimensión histórica del sufrimiento, situarnos como personas  en el corazón del riesgo.nino herido

Cuando se mira la historia de los grandes hombres se ve que tienen el privilegio de sufrir  más que nadie y ello es bueno si tal sufrir se orienta a la solidaridad liberadora con los otros. El dolor es bueno cuando nace  de comprobar la distancia  entre realidad e idealidad en este sentido la amargura  de la denuncia profética será lucidez, que el denunciado tomará como resentimiento porque se alegría el buen humor de sus  digestiones satisfecha.

De la tres categorías del  que el autor planteó a la principio de su reflexión cace destacar que el mal moral es algo que hace chirriar  mas las entrañas de un alma moral. Para ilustrar es situación  el Profesor Carlos Díaz  de unos datos  nos presenta unos datos  que usando nuevamente sus palabra resultan chirriante a nuestra sensibilidad. Son varios los dato escojo uno  como dice la sabiduría popular  a buen entender poca palabras o ninguna. “Mientras millones  de hombre  mueren de frío, se construyen casetas climatizada  para perros, o clínica para curar neurosis canina.”

crimenEn cuanto al mal moral lo que más repudia es el sufrimiento del  inocente los testimonio de repugnancia  e impotencia aparecen en  la literatura todas épocas de la humanidad. Ante esto también aparecen en todas la épocas conglomerados que pasan indiferentes  o cuya actitudes de ambigüedad dejan que desear o sea que si bien el sufrimiento es repudiado por otro lado se ven actitudes que contradice esa indignación. Y en esto la sociedad actual  deja mucho que desea. Sirve como ejemplo  la cita anterior.

También hay que señalar  en la sociedad actual no faltan quienes dan un paso  más y reclaman no ya una opción ética, sino incluso una disposición de fe, una fe sin duda secular, pero imprescindible para sostener en las masas  el coraje preciso para vivir  según una ascética de la supervivencia. Sobre discurso y predicaciones  hay de las mas vario pinta al respecto se tiene la sensación de que se habla demasiado y se hace muy poco. trijillo

Para Charle Renouvier “la vida no puede tener interés para el pensador, sino a condición de tratar  de resolver el problema del mal”. Pero sin recurrir a Dios no es posible; verdaderamente,  en medio de todo solo el Dios de los inocentes  que sufre puede ser solidario  desde su ultimidad, asumiendo en el suyo el propio dolor  del mundo  a pesar de lo escandaloso que esto pueda parecer.

Con frecuencia cuando ante el mal fuerte lo humanos preguntan por Dios  es para radicalizar  su requisitoria.  Hay grandes contradicciones en lo que acusan a Dios ante su indiferencia ante el mal  cubren a Dios de improperios  y cabe preguntarse por que lo hacen si no creen en Dios. Otro busca a Dios y esperan  que contraste  con derroche interrumpido  de milagros incluso  administrativo.

cadaveres-ninosEstos arrastran un fuerte envilecimiento  moral y no le importa  que paguen justo por pecadores y la inmensa mayoría  permanece en silencio  quizás con demasiada palabra inoperante. Al respecto Carlo Díaz no recuerda que el mal moral de la cotidianidad nos convierte a  todos en culpables. Y como si no fuera suficiente no son pocos los que se ensañan  con los inocentes, pidiendo legislaciones occisorias  contra los nonatos, las más débiles y victimas.

El mal moral en el mundo se opone a la santidad del legislador  supremo;  lo innumerables males físicos y dolores que padecen  los seres racionales de la naturaleza contradicen  la bondad del gobernador del mundo; y finalmente el escándalo que ocasiona en el mundo  con tanta frecuencia la desproporción  entre la impunidad de los malvados y sus delitos  se haya en pugna con la intachable  justicia que se la atribuye  al juez supremo del mundo. ¿Entonces no abría que inferir que Dios se halla  in nexus moralis con creación?granada

Esta postura no solamente la plantean lo no creyente. Es un planteamiento con sentido desde el creyente. La diferencia que el no creyente  esta pastura  esta llena de resentimiento  es más bien acusativa. Mientra  que el hombre de fe es más interrogativa.  “La teología que exige la intervención de Dios  en ese momento para  evitar  ese mal  no es no es teología cristiana, pues ignora  que  Dios verdadero  es Dios sim-pático con – sufriente, no apático, sino sufriendo el mal en mí y conmigo; tampoco suprimiéndolo, sino mostrándolo asumible, develándome que incluso en ese mal hay  sentido o, mejor,  que a través de  esa noche oscura amanece ya la aurora de la salvación.Serpiente

En la sociedad actual  el sello del mal  se hace patente en la realidades diarias y cotidianas, de las forma más diversas a veces incluso mediante una forma simbiótica. Cuando la existencia del  mal  ocupa un lugar en nuestro corazón recibe un nombre en concreto: pecado. Su variedad es tan heterogénea que incluso puede presentarse  como remedio.   El mal se erige como  el vicio de todos los vicios. Es tan perverso y polimorfo  como astuto y vigilante, ataca también la costumbre  del ser humano sobre todo aquella en la que compartimos nuestra existencia  con lo demás, las costumbres que nos permiten entrar  en comunión con las cosas. Sostiene Carlos Díaz

 

 

 

 

EL ÚLTIMO EXPLORADOR II

Viajar en bicicleta una aventura fascinante
Descubrí el apasionante mundo de la bicicleta hace diez años. El encuentro con la bicicleta fue de esas cosas que están ahí, y que realmente calzan con tu estilo de vida. Un buen día te das cuanta de ello y dice ¡caramba! ¿Cómo no lo había hecho esto antes? o ¿Cómo es que no me había dado cuentas? Y entonces te engancha en algo que cada vez te va gustando más y que en mi país te da una pizca de bicho raro. No hay que preocuparse por eso ser raro y poco común es una de los distintivos de los exploradores. 091

Mí encuentro con la bicicleta se produjo en el lugar menos indicado, pero si en el momento de vida más apropiado. Llego cundo más lo necesitaba. Fue en la ciudad Capital en mis años de estudiante, aunque el tiempo no era tan apropiado, tengo que confesar que la bicicleta fue una herramienta de incalculable valor en aquellos años tan áridos y monótonos. La bici me dio ese componente de novedad de romper con la rutina. La bicicleta me ayudó a sobrevivir a aquellos terribles domingos en los que se me revolteaban casi todos los demonios de mi existencia. La bici fue una válvula de escape.

Los domingos, y sobre todo los días feriados cogía la bici y hacia largas rutas, descubría nuevos lugares de la ciudad o entraba mas en contacto con ellos. Otras veces me quedaba paseando por la ciudad. En la semana intentaba hacer cuantas diligencias pudiera en ella; sobre todo las que tuvieran que ver con la Zona Colonial, cosa que no era habitual en la gente. Algunas veces veía a un señor hacer cierta ruta en su bicicleta. Era como una especie de mensajero que iba por los bancos y las oficinas de la corporación de electricidad.DSCF0098

Desde que descubrí la bicicleta las vacaciones se volvieron verdadera aventura. En este país no existe la cultura de viajar en bicicleta; no encaja en el imaginario de la gente irse de vacaciones en una bicicleta. Es difícil encontrar un lugar donde dejar una bicicleta, pero no así cuando quiere viajar con ella, en los autobuses grandes la mete como un equipaje y en los pequeños paga algo y te la llevan sin dificultad.
En estas vacaciones me propuse leer el QUIJOTE, así que no es gratuito y título de este capítulo. Además creo que la relación no es nada forzada. Para andar en bicicleta en este país es necesario ser un tanto quijotesco.

Recuerdo de niño la emoción que me causó escuchar el primer capítulo del Quijote. No lo leyeron en mi curso, sino en otro curso más avanzado que el mío. Yo estaría en tercero o cuarto y lo oí leer a es un estudiante de séptimo. Quiero compartir este recuero citando un párrafo del primer capítulo de esta monumental obra. De eso hace mucho tiempo, recuerdo lo que leí fueron estas páginas.

222“Y lo primero que hizo fue limpiar unas armas que habían sido de sus bisabuelos, que, tomadas de orín y llenas de moho, luengos siglos había que estaban puestas y olvidadas en un rincón. Limpiólas y aderezólas lo mejor que pudo, pero vio que tenían una gran falta, y era que no tenían celada de encaje, sino morrión simple; mas a esto suplió su industria, porque de cartones hizo un modo de media celada, que, encajada con el morrión, hacían una apariencia de celada entera.

Es verdad que para probar si era fuerte y podía estar al riesgo de una cuchillada, sacó su espada y le dio dos golpes, y con el primero y en un punto deshizo lo que había hecho en una semana; y no dejó de parecerle mal la facilidad con que la había hecho pedazos, y, por asegurarse deste peligro, la tornó a hacer de nuevo, poniéndole unas barras de hierro por de dentro, de tal manera que él quedó satisfecho de su fortaleza; y, sin querer hacer nueva experiencia della, la diputó y tuvo por celada finísima de encaja”.001

También para viajar en bicicleta además de ser un tanto aventurero, es conveniente y necesario darse una dócil de inspiración. Eso se consigues leyendo libros de aventura. Apropósito de lecturas, además del Quijote he leído un libro muy interesante y motivador a pasar de ser de otra disciplina, pero que tiene mucho en común con el ciclismo, me refiero al alpinismo; también me sirvió de inspiración algunas notas que bajé de internet sobre viaje en bicicleta.

El ciclismo libre es cosa de extraños y locos. La gente no está acostumbrada a ello. Las personas muestran un gran asombro cuando uno le dice que ha venido en bici de un pueblo cuya distancia no dita más de 25 ó 30 kilómetros. En República Dominicana la gente ve eso como una hazaña. La bicicleta es cosa para muchachos, no se concibe como un medio de transporte. Tampoco la gente concibe como uno se siente bien andando o viajando en una bicicleta. Dicen eso es cosa de gente loca, no le encuentran el más mínimo sentido en ello.

017En la radio escuché un anuncio que decía: “por que las bicicletas ya no son un juguete…” la gente sigue creyendo que son cosas para corajitos. Cabe señalar que el ciclismo a nivel profesional está tomando tímidamente cierta importancia en República Dominicana. Hay una vuelta nacional reconocida a nivel internacional. En los juegos panamericanos de Brasil un dominicano ganó medalla de oro, pero él no práctica aquí, sino en Los Estados Unidos y como es natural para sobrevivir es un alistado de las fuerzas armadas.

En los periódicos dominicano aparecen muy pocas informaciones sobre ciclismo salvo en los día de la vuelta Independencia y el Tours de Francia. El béisbol lo monopoliza todo y para la gran mayoría de jóvenes el concepto deporte está asociado al béisbol; casi todos los niños dominicanos quieren ser peloteros, no por el deporte, eso les importa un pepino, en sus fantasías quieren ser peloteros porque eso los haría famosos y famoso es para estos jóvenes igual a ser millonario.060

Hace uno días veía un reportaje donde se decía que el béisbol es un incentivo económico para el joven dominicano más que otra cosa. La gente ve en béisbol millones de dólares y nada más. No hay amor al béisbol, sino a la fama, al dinero eso es lo que mueve a un chico y a sus padres a ir al pley el resto de los beneficios no le importa.

La gente muchas veces me pregunta. ¿Usted hecha competencia?, ¿Cuántas competencias ha ganado?, ¿A cuáles países ha ido a correr? y cosas por estilo. La gente no entiende que ciertos deportes se practican por el mero hecho de practicarlos. Salir en bici siempre será una competencia, una competencia a otro nivel, pues hay una meta, un pueblo a llegar, la idea de hacer una cantidad determinada de kilómetros por día, de llegar a un lugar. Cada llegada es un triunfo, una meta una conquista. Esto es más que competir.

HENRY DAVID THOREAU UN PERSONAJE FLIPANTE

El verbo flipar no es de uso en esta parte del mundo. Es un vocablo muy utilizado en España. Se puede decir que es unos de los últimos hijos del vocabulario español, puesto que aparece en la última edición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

henrySu significado es muy sugerente, proviene del Ingles to flip ( uot) perder el control bajo el efecto de una droga. El primer significado según del diccionario es estar bajo los efectos de una droga, el segundo significado es estar o quedar maravillado o admirado, el tercero quedar asombrado o extraña, agradar o gustar mucho a alguien.

En la práctica es un vocablo mucho más rico es el equivalente a asombrarse, a admirarse, es algo que desconcierta, algo que esta fuera de seria, algo a alguien con que la pasa bien, alguien que se sale de lo común, que rompe esquema. En este sentido es que Henry Thoreau es un personaje flipante.

En mis maravilloso viajes por la lectura había oído hablar de este personaje, sobre todo en la lecturas de los libro Wayne w Dyer, un autor que leo con devoción, y que considero un verdadero maestro espiritual, consciente de que hay quien afirma lo contrario y muestran un desprecio por sus planteamientos. Pese a que es unos de los personajes que acompañan las reflexiones de Dyer. No lo había leído hasta que en una sección de un programa sobra literatura oí hablar de su libro Walden, libro que estuve buscando por mucho tiempo y que no lo encontré hasta hace poco en edición digital y que por supuesto leí de una sentada, como muchos de los textos de Thoreau no es un libro largo.DSCN7982

Thoreau se adelanto en muchos aspectos y diaria que el primero de estos aspecto es en su modo de escribir. Muchos de los escritos especialmente lo que lo han dado a conocer adecuan perfectamente al formato digital, quizás por ello hoy tanta gente lo está descubriendo. La grandeza de Thoreau no está en lo que escribió sobre diversos temas de la vida. Su grandeza está en que fue un hombre coherente con lo que escribía, predicaba y vivía. Escribía sobre lo que vivía y vivió conforme a lo que escribió.

Pocas personas han vivido una relación con la naturaleza como la vivió Thoreau. Estaba convencido de que ella proporciona al hombre todo lo que necesita para su realización en todos los sentidos, para no teorizar sobre ello se fue a vivir dos años al bosque.

corralAsí que Hennry Thoreau un buen día tomo la decisión de dejar su acomodada casa e instalarse en un lago que no estaba lejos de su pueblo natal y de la ciudad principal. Se estableció junto a la laguna Waldel, construyo con sus propias manos una cabaña de troncos y vivió apartado del trato urbano durante más dos años.
En su obra maestra, Walden, aunque también en los “Diarios”, Thoreau se propuso definir una vida buena, centrada en el cultivo de uno mismo, en la simplicidad voluntaria, en la resistencia frente al dinero y el consumo; como naturalista apasionado se aplicó a describir sus impresiones sobre la naturaleza en un radio de varias millas alrededor de su pueblo natal.

Antes por conocer más profundamente la convivencia con los hombres con la naturaleza en su sentido más esencial; es decir la relación que tenían la pobladores autóctonos. Thoreau junto su hermano de varias semanas por el rio Concord y Merrimack.barca

El viaje que, una travesía hacia los fondos de sí mismo, hacia los orígenes. Un viaje que le hermana con el pueblo indio que antes que él disfrutó de esas mismas vistas, que dialogó con sus dioses en los mismos lugares en los que ahora él intenta explorar lo insondable y vivió libre en las tierras bañadas por las aguas de ese río que tanto le cautiva, antes de que les fueran arrebatadas por los colonos que fundaron Nueva Inglaterra.

En su opción por las personas y bienestar y el derecho de esta, Thoreau fue de los primeros que se atrevió a criticar duramente la base sobre la que se cimenta el imperio, bueno lo que sería porque en esa época Estados Unidos no era un país poderoso como lo es hoy, aunque ya se vislumbraba. Thoreau critico la base de su fortaleza la industria de las armas y su interés por lo bélico.

P1010333Su crítica iba acompañada de una acción, se negó a pagar impuesto destinado a usos bélicos, a sabiendo de lo que esto significaba ir a la cárcel, de hecho estuvo en la cárcel por ello, aunque por pocas horas, era todo un personaje no convenía mantenerlo en prisión. Esta crítica dio lugar a su obra La desobediencia civil, un referente en la objeción de conciencia. En esta aspecto también un adelantado a su época.

La Desobediencia Civil”, es una obra que hoy sirve de brújula a ciudadanos desesperanzados y escandaliza a políticos que cierran los ojos ante el dolor ajeno, me dispuse a abrir otras rutas, a acercarme a recodos para mí aún inexplorados, sostiene el escritor y periodista Manuel Rivas. “La desobediencia era para él un deber, una cuestión de principios; tenía que observar en cualquier circunstancia que no se prestaba al mismo mal que condenaba”, indica el biógrafo antes de referirse al modo en el que el pensador se opuso a la esclavitud y a la guerra”.P1010508

Han pasado ya 200 años y, sin embargo, la historia se repite. Lo de las guerras de rapiña y la esclavitud travestida de colonialismo es cosa sabida. En los Estados Unidos de hoy hay gente que se niega a pagar los impuestos militares y que sufre condenas de prisión por ello. A principios de marzo, Joe Donato y Kevin McKee han sido encarcelados para cumplir sendas penas de 24 y 27 meses, respectivamente, por haber actuado de acuerdo con su conciencia y haber realizado objeción fiscal a los impuestos militares de su país. Son personas sencillas que sólo aspiran a vivir de acuerdo con su conciencia. Los medios de comunicación no nos hablan de ellos, aunque son interesantes: si la objeción fiscal se extendiera en Estados Unidos, el mundo daría un gran paso hacia la civilización frente a la militarización.

En una época donde la sensibilidad frente al medio ambiente y la naturaleza se convertido en una preocupación de personas, organizaciones, maestros espirituales. Thoreau es más que una inspiración. Se le considera precursor de los movimientos ecologistas y todo cuanto tiende a la defensa del medio ambiente.DSCN8023
Thoreau mantiene una relación con la naturaleza y medio ambiente de una forma muy especial, es como la que tiene un creyente frente al objeto de su fe Mientras navega, lejos de las casas y de las obras de los hombres, Thoreau tiene la impresión de que el mundo que se dibuja ante él está adornado “para alguna fiesta o acontecimiento de gran pompa, con cintas de seda al aire”. Y ante ese panorama de increíble belleza se pregunta: “¿Por qué toda nuestra vida y su paisaje no pueden ser tan nítidos y distintos?”.
Hace unos días fui a mi tierra una zona montañosa apartada de ciudad y mientras. Siempre que voy no puedo dejar de pensar en los hombres y las mujeres que se han negado a salir de allí, a dejar el campo cada vez mas olvidado y apartado y pensé como lo bahía Thoreau. Hasta hora no he visto un juicio de valor, una visión tan digna y reverente como la que tenía Thoreau sobre el hombre del campo.campo

El admiraba a los indios, se emocionaba cada vez que en su trayecto se encontraba con una punta de lanza, pero también regala sus alabanzas a los campesinos, a esos “hombres toscos y robustos, experimentados y sabios”, a los que ve “vigilando sus refugios, o recogiendo su leña de verano, o cortando madera, solos en los bosques”.

En su mirada siempre profunda y agradecida dice: “que tienen más conversación e insólitas aventuras bajo el sol y el viento y la lluvia que pulpa tiene la castaña (…) Hombres más grandes que Homero, o Chaucer, o Shakespeare, pero que nunca tuvieron tiempo de decirlo, que nunca emprendieron el camino de la escritura. Mira sus campos, e imagina lo que podrían escribir si pusieran su pluma sobre el papel”.

DetalleThoreau es un personaje por su sentido de la libertad, de la autenticad, de la independencia, de la autenticidad es porque se ha convertido un referente, ha pasado a la inmortalidad. Esto es más que suficiente para explicar la atracción por su figura, y por su creación, pero hay algo más: esa capacidad prodigiosa para atrapar lo trascendente, para penetrar en los paisajes que permanecen, paisajes de las afueras, pero, sobre todo del alma. Territorios intocables de la condición humana pese al paso del tiempo y el transcurrir de la Historia.

Hay motivos de sobra para admirar a Thoreau: su filosofía, su originalidad, sus experiencias, su compromiso con los conflictos de su tiempo, su desprecio de los pretenciosos, de los sumisos, de los que anteponen el tener al ser. Y también: su espíritu contemplativo y a la vez combativo, el ímpetu de una obra de fuerte carga espiritual y literaria, sin dejar de lado el combate, sin temor a inmiscuirse -cuando tocaba- en los agrios asuntos de la política por todo esto y mucho mas es un personaje flipante.

El último explorador I Gente que rompe esquemas

En la historia de la humanidad hay actividades llevadas a cabo por ciertos individuos que nos dejan indiferentes al resto de sus semejantes. Si tuviera que decir una característica que diferencie al ser humano entre las tantas que existen, yo diría que la aventura. Lo seres humanos somos  esencialmente  aventureros, de modo que privar a ser humano de esta faceta es privarlo de algo constitutivo a su ser.  tren

Las grandes aventuras han sido llevadas a cabo por muy pocos hombres, ahora bien eso  no quiere decir que el resto de los humanos no pueden vivir esta dimensión. Unos son aventureros, sobre el terreno y otros  los son través de la imaginación y reactualizan para sí  las aventuras de aquellos  que la vivieron en su terreno; de no ser así la literatura, el cine y los vídeos juegos, los documentales y los libros  carecerían de sentido.

008Hay una modalidad de aventura que ha fascinado a la humanidad, que es tan antigua como el surgimiento de esta. En la  actualidad hay  quienes afirman  que  este modo de  aventura está llagando a su final   o que ya pasó a la historia. Otros creemos que no es verdad, que sigue tan vigente y presente como en sus albores y que desaparecerá cuando desaparezca la humanidad. Sin más  preámbulo me refiero a la exploración.

Puede que a muchas gentes, un libro, un documental una película sobre la vida y obra de un explorador no le diga nada. Ahora bien para una gran cantidad de persona,  este tipo  de cosas no pasan desapercibidas. Sino como se explica que Marco Polo, Cristóbal Colón, Roald Amundsen, James Cook, David Livingstone por mencionar algunos sigan llamando la atención de investigadores, estudiosos y de la gente común.ave

 Acabo de leer un artículo en una revista titulado: El último explorador. Plantea su autor que  según la ciencia de la exploración no hay lugar del planeta que no haya sido descubierto,  lugares que no hayan sido conocidos por el ser humano. Con ello se  pretende hacer creer  que la fascinante actividad de la exploración fue cosa del pasado, y más  aun  una actividad, para unos seres muy especiales cuya existencia tuvo lugar en un tiempo muy remoto, cuyas hazañas los colocaron en una dimensión casi sobrehumana a la que el resto de lo mortales no puede igualar.

 Los exploradores no son cosas del pasado, ni lo serán nunca por una razón muy sencilla: cada uno de nosotros lleva dentro a un explorador. En muchas personas nunca saldrá ese explorador o mejor dicho nunca lo dejaran salir por las rozones que sean: trabajo, la formación de una familia, comodidad, temor a la inseguridad, al riesgo, opciones que respeto. Creo que no se descubre  ese explorador  que cada uno lleva dentro por falta de creatividad o por habernos acostumbrado a las facilidades y comodidades que nos ofrece la vida  y sobre todo por no atrevernos a pagar el precio  de ser y hacer cosas diferentes, un precio que no tiene que ver con lo económico.

 004La República Dominicana es un país muy pequeño. Se puede atravesar de extremo a extremo en dos días en una moto de baja cilindrada. Está rodeado de mar por una tercera parte de su territorio y pese a esto hay muchas personas que se mueren sin ver el mar.

 Un altísimo porcentaje del transporte  de  este país es en moto, pero eso es a lo interno de los pueblos y ciudades. Es muy raro ver a una persona trasportarse en su motocicleta a la ciudad del lado que las más distantes no llegan a lo cincuenta kilómetros.

 La gente no concibe la moto como un vehículo  que asegure un viaje más allá que el perímetro de la ciudad donde vive. Siempre he dicho  que el transporte por excelencia de este país  es la motocicleta, que se puede andar en ella todo el año en manga de camisa, podría mencionar al respecto muchísima ventaja, pero la moto no es la protagonista de este relato, sino la  bici. Soy un apasionado de la moto. Lo suyo vendrá en otro momento.513

 En el momento en que escribo esta páginas ha caído en mis manos un texto que encaja perfectamente  con  mi postura  de que lo exploradores no se han acabado, aunque  con otro enfoque  Carlos G Vallés. Ratifica y confirma mi versión sobre la existencia de los exploradores hoy.

 “Nos adaptamos a lo que los otros hacen porque nos resulta seguro; y una vez  que nosotros nos hemos adaptados, nos gusta que los que vienen detrás  también se adapten, para que podamos seguir sintiéndonos cómodos y seguros en su compañía. Sigue la corriente haz lo que todos hacen y piensas como todos piensan. Júntate al grupo y así veras todo lo que el grupo ve  y llegarás a donde el grupo llega, que es lo que satisface a la mayor parte  de  la gente en fácil conformismo…, pero deja inquietos a los ojos que pueden ver más  y  a los pies que quieren ir más lejos. 

 mahaiEn todas las ciudades de importancia  en el mundo de hoy pueden verse grupos de turistas que van juntos de monumentos, en monumentos  con el práctico acuerdo de un itinerario fijo, un programa diario y un precio común para todos. Todos siguen al guía que le explica en su lengua, con acento repetido de múltiples visitas, la historia de lo que ven y el sentido de lo que oyen. Todos miran a la derecha cuando dice que miren a la derecha, y a la izquierda cuando el guía señala a la izquierda, con murmuro unísono de aprobación  sumisa. 

 A veces cuando se apartan a pie del refugio de su autobús, el guía levanta una banderita para que todos la vean  y puedan seguirle sin perderse por los rincones  de una callejuela o la galería de un museo. El grupo va siempre junto y nadie se separa. Siguen su programa día a día y,  según ellos mismos dicen, acaban con una ciudad, un país y a veces un continente entero en pocos días sin dejar  rincón.  Todos vuelven sano y salvos con una  colección  de postales, fotos y recuerdos  para probar que han estado en todos los sitios en que debían estar y presumir de sus viajes  ante sus amistades.moto

Muy cómodo, desde luego. Pagado de antemano, programado garantizado. Pero por esa misma razón vulgar  y corriente. Las postales son las mismas para cada turista, los recuerdos son baratos y sabidos. Por maravilloso que sea el país visitado, apenas se llega a conocer  esa nueva tierra o establecer contacto  con su gente cuando se viaja en protegido aislamiento de un tours organizado por una agencia de viajes.

  Para la mayor parte de la gente, la vida no es más que un tours organizado por una agencia de viajes. Miran donde le dicen que tienen que mirar y lo que le dicen que tienen que ver. Van donde le llevan y quedan allí hasta que les dicen. Obediencia voluntaria a un plan programado. Miren  a su derecha. Miren a su izquierda. Unísono de cabeza en concierto de ideas…

coralPor fortuna aún hay puertas abiertas y caminos libres para aquellos que quieren explorar la vida por su cuenta, viajar por caminos infrecuentes  y dejarse sorprender por la aventura de la mente, los horizontes del espíritu, los paisajes el alma. Están dispuestos a viajar solos, a afrontar peligros  y a sufrir privaciones; aman lo desconocido y se fían  de sí mismos en el laberinto de sus vidas.

Son pioneros perpetuos que respetando desde luego los derechos del grupo y reconociendo las ventajas del viaje en común, pero prefieren para sí el legítimo privilegio  de búsqueda personal. Quieren sentir la textura de un suelo nuevo bajo sus pies descalzos, les gustas respirar aire nuevo y probar manjares exóticos, incluso les atrae el breve pánico de sentirse perdido  de repente en una tierra extraña. Turismo de pie, en autostop, en moto,  en bicicletas en carreteras que llevan al cielo. Los  días de los grandes exploradores aun no han llegado a su fin”  ( Tomado del libro: Al andar se hace camino… El arte  de vivir el presente del autor Carlo G. Vallés, Sal Terrae, 1991, pp. 25- 27).caya

Lo de turismo en moto y bicicleta es mío. Le puedo asegurar que es un verdadero modo de exploración. La ciudad vecina queda a veintidós kilómetros la he recorrido cientos de veces en mi coche y muchas en mi moto. Un día me fui en la bici  y me di cuenta de una serie  de cosas, incluso de detalles del paisaje que no me había dado cuenta.

Todos los exploradores de la historia han sido movidos por una fuerza  como  si se tratara de una adicción, una vez que uno descubre el placer de viajar en bici o en moto, la magia de viajar en sentido exploratorio que brinda la bici siente que te atrapa una adicción. No hay porque tener miedo de ella. Toma una bici o tu moto no tiene que ser una súper moto y deja salir el explorador que lleva dentro.

viajeNo tener una bici o una moto no es excusa, cuenta con el medio de transporte y locomoción más natural y propio de todo ser humanos integrado a tu cuerpo: tus pies coge tu mochila y sal a caminar  prestando a atención a lo que ve en tu calle, en los paisajes cercano, sal a dar un paseo por tu barrio, por tu ciudad. El escritor de viaje Julio Llamare que un viaje verdadero no tiene  por que llevarte al otro lado del mundo, tampoco tiene que gastar una cantidad de dinero…

Te lo aseguro difícilmente te arrepentirás. Y ahora te invito a compartir mis exploraciones.

 

El arroz algo más que un plato en nuestra dieta

Cuando viajamos por algunos lugares del país especialmente en la región Norte. Los campos de arroz  suelen proporcionarnos un paisaje muy agradable. El arroz es un producto capital en la vida de los dominicanos. Este interesante e imprescindible rublo de la dieta y la identidad nacional  es reciente en hábito alimenticio del país, no obstante ha ocupado un sitial de suma importancia en la historia  moderna de país.

arroz_campoEs en la novela “La sangre”, de Tulio M. Cestero, publicada en 1914 y que configura acontecimientos de la tiranía de Lilís, donde encontramos por primera vez la denominación de ‘bandera nacional’ para el plato de arroz guarnecido con habichuelas y carne, que será el rey de la mesa pobre dominicana a partir del siglo XIX.

Al describir la dieta del estudiante colegial narra Cestero: “Luego otra hora de estudio, y a las doce el almuerzo: un plato de sopa, en el cual nadan fideos, y otro de plátanos salcochados, arroz y frijoles colorados, y entre días, carne guisada, completándose en estos el denominado bandera nacional, y como postres dos guineos, o mangos, o jobos, o caimitos, según la estación, cosechados en el propio colegio.geniken

El arroz le quitará al plátano su presencia secular como sustento la primacía que se ganó cuando destronó a la yuca entrado ya el siglo XVII. En la década de 1920, se da la primera controversia entre importador y productores de arroz. Mediante la orden no. 13 el Gobierno militar estadounidense prohíbe la importación de arroz a beneficio de los productores.

Este acto de seguro mermó los negocios de los importadores que podían conseguir mayor ganancia con el arroz comprado en Nueva York. A esto riposta en la revista “Letras” el periodista José Ramón López que se oponen tenazmente a esta prohibición arguyendo que el pueblo compraba en arroz local más caro que el que podía importarse de Nueva York.

platilloEl tono de las exposiciones del autor de “La alimentación y las razas” es fuerte y se nota el nivel que la censura tenía en las opiniones de la prensa. Pero muestra que el arroz extranjero podía competir mejor que el arroz producido en el país. Las razones de la prohibición de la Junta Militar no están claras porque ya comenzaba la influencia de los productores de arroz del sur de Estados Unidos en el comercio antillano.
Una defensa del arroz nuestro contra el importado la encontramos en el libro de memorias del Dr. Heriberto Pieter, quien era director del Laboratorio Nacional y fue conminado a dar una aprobación del arroz importado sobre el nacional a lo que, por razones personales, se negó; acción que provocó su cese en el cargo.
espijaLa producción de arroz y su consumo se afianza con la llegada de Rafael L. Trujillo al poder. No es raro que Trujillo aparezca en la historia contemporánea porque durante su mandato, el país cambió de manera sustancial de ubicación, más dominicanos dejaron el campo y las ciudades se hicieron más grandes, se aumentó el consumo local como una forma de sustituir importaciones, producto de las dos guerras mundiales y se concluyó con el proceso de comunicación vial que posibilita el flujo de artículos entre una región y otra.

Además, se creó una sociedad de consumo a través de un conjunto de empleados públicos que eran forzados, algunos a seguir a Trujillo y recibían un salario mensual con una frecuencia que no se había dado en la administración pública en toda su historia. Es decir, la dictadura dio estabilidad a la pequeña clase consumidora y Trujillo personalmente participó como empresario y productor, en un principio, de leche.arozy-tostones
Al historiar la siembra del arroz dice: “La Línea era la escasez de agua. Por eso, la irrigación contribuyó a sus transformaciones económicas y sociales, sobre todo en el municipio de Mao. A comienzos del pasado siglo, Mao era una pequeña comunidad de criadores de ganado y de agricultores de subsistencia.

Con la llegada de Luis Bogaert, un ingeniero belga, se iniciaron importantes cambios en la vida social y económica de la común. Bogaert empezó a comprar tierra barata con la idea de cultivar arroz; con el tiempo, abrió varios canales de riego.”  Sobre la zona del Valle de San Juan dice Víctor Garrido Puello: “en algunas [secciones] de gran desarrollo agrícola, [se ubican] los mejores potreros y arrozales que han hecho de San Juan una de las zonas productoras más ricas de nuestro país”factoria

El progreso del cereal en la producción agrícola y el aumento de tierras para su cultivo están excelentemente trabajados por el historiador domínico-boricua. Otra historia que nos permite ver la relación de poder frente a esta producción específica es el libro “Estado y campesinos” (1994) del distinguido historiador Orlando Inoa.

En la literatura de los años treinta el arroz aparece en los sacos de la bodega donde trabaja Daniel Comprés en el Central Romana: “¡Es con arroz, arenques, harina de maíz, bacalao y fuerte azul, con lo que se les paga a miles de esclavos!” (“Over”, 1939). También se refiere al arroz Francisco Requena en “Los enemigos de la tierra”: “Todas las veces que le brindaron comida, casi siempre fue lo mismo: harina de maíz, carne de Montevideo rancia y como lujo, arroz y habichuelas (“Los enemigos”, 1936)saco

Nota

La fuente principal de este trabajo es un reportaje  publicado  en el periódico Hoy.  Un reportaje interesante, pero mal redactado. Algunos de las informaciones la he suprimido  por incoherencia con el contenido. Este medio debería cuidar más su  redacción, ya que es unos de los principales Periódicos del país, un medio a juicio de expertos marca tendencia.